Select Page
Palestinian woman at Israeli checkpoint

Una mujer palestina pasa el 1 de junio por el punto de control israelí en Belén, en la Cisjordania ocupada, para asistir a la oración del viernes en la mezquita de Al-Aqsa de Jerusalén, durante el mes de ayuno ritual de Ramadán.

[Episcopal News Service] Un grupo de obispos y diputados a los que les pidieron que encontraran un modo de abordar las discusiones con frecuencia espinosas de la política de la Iglesia Episcopal hacia el conflicto israelí-palestino ha dado a conocer sus recomendaciones auspiciando un debate abierto y productivo sobre el tema en la Convención General en el próximo mes de julio.

Cinco obispos y cinco miembros de la Cámara de Diputados participaron en el Equipo de Trabajo sobre Israel y Palestina, creado el año pasado por el obispo primado Michael Curry y la Rda. Gay Clark Jennings, presidente de la Cámara de Diputados. Curry y Jennings han aceptado las tres recomendaciones fundamentales del equipo de trabajo, según un correo electrónico enviado el 31 de mayo a los miembros de ambas cámaras por el Rdo. Michael Barlowe, director ejecutivo de la Convención General.

“A los miembros del equipo de trabajo no se les pidió que orientaran a la Convención General de ningún modo particular sobre los asuntos esenciales, acerca de los cuales los miembros tienen varios puntos de vista”, dijo Barlowe. En lugar de eso, los 10 miembros dieron a conocer las recomendaciones siguientes para facilitar “una participación devota, ponderada y respetuosa que facilite un genuino discernimiento”.

  • Se insta a todos los miembros de la Cámara de Obispos y de la Cámara de Diputados a revisar la lista de materialesacopiados por el equipo de trabajo. La lista incluye lecturas que se sugieren sobre problemas relacionados con las relaciones israelí-palestinas y antecedentes respecto al papel de la Iglesia Episcopal en el pasado sobre esos asuntos.
  • Cada cámara conviene en reanudar estos temas a través de un “orden del día especial” que permitirá que audiencias y discusiones tengan lugar a principios de la Convención y garantice que el debate no se vea marginado por barreras de procedimiento (Véase aquí la página 204para más información sobre el orden del día especial).
  • La Cámara de Diputados será la cámara donde se inicie cada resolución relacionada con Israel y Palestina.

“Estoy muy agradecido al equipo de trabajo por su labor”, dijo Curry en un comunicado por email. “Su tarea hará posible que la Convención tenga un discusión profunda y piadosa que tome en consideración los aspectos humanitarios en Israel y Palestina. Haciendo así podemos orar y laborar por la paz de Jerusalén”.

Jennings aludió en una declaración por escrito a los retos [que el tema] ha de enfrentar.

“Se nos avecinan algunas conversaciones difíciles sobre Tierra Santa en la Convención General” afirmó. “Le estoy agradecida a los diputados y obispos del Equipo de Trabajo sobre Israel y Palestina por recomendar una estructura que nos ayudará a sostener esas conversaciones de manera que sean respetuosas, sustantivas y representativas de la amplia gama de experiencias y opiniones de los episcopales”.

Iniciar el debate en la Cámara de Diputados, que es un organismo más grande y más diverso, ayudará a garantizar un debate más amplio, dijo el Rdo. Brian Grieves, miembro de la Cámara de Diputados que formó parte del Equipo de Trabajo sobre Israel y Palestina. Ambas cámaras tienen interés en llevar adelante este debate.

Subyacente en las deliberaciones del equipo de trabajo estaba el imperativo: “¿cómo podríamos tener un debate que sea abierto y respetuoso y transparente en el proceso?”, dijo Grieves a Episcopal News Service. “Porque en el pasado ha habido preocupaciones de que no ha sido así. Las cosas se han embotellado en los comités”.

La Convención General ha votado durante décadas en apoyo de la paz para el Oriente Medio; sin embargo, la cuestión de si aplicar mayor presión económica a Israel por su ocupación de los Territorios Palestinos ha sido un punto candente en los últimos años. En 2012, los obispos se unieron a los diputados en aprobar una resolución a favor de una “inversión positiva” en la región como parte de una muestra de apoyo a la paz entre judíos, musulmanes y cristianos en Tierra Santa, pero las dos cámara fueron incapaces de ponerse de acuerdo en una segunda resolución que pedía una mayor participación en la responsabilidad social empresarial a través de la cartera de inversiones de la Iglesia.

En la Convención General de 2015, una resolución que llamaba a la Iglesia a desinvertir en compañías que sostuvieran ciertos negocios con Israel fue rechazada en una votación en la Cámara de Obispos, lo cual significó que nunca se llegó a someter a la consideración de la Cámara de Diputados.

Grieves, que es miembro del Comité Legislativo de Mayordomía e Inversión Socialmente Responsable de la Cámara de Diputados, dijo que la Iglesia ya participa en compromisos empresariales relacionados con Israel y Palestina basados en un informe de 2005 de lo que entonces se llamaba el Comité de Responsabilidad Social en Inversiones del Consejo Ejecutivo. Ese informe tuvo el apoyo del Consejo Ejecutivo, y los resultados pueden verse este año en resoluciones de accionistas respaldadas por la Iglesia que busca influir en Motorola y Caterpillar, dos compañías que tienen contratos con el gobierno israelí.

“Creo que el compromiso empresarial ha sido muy bueno, pero creo que aquí puede que estemos en un punto donde nosotros, como Iglesia, [tendríamos] que ponerle fin a nuestra complicidad en seguir trabajando con estas compañías”, dijo Grieves. “No sé cuándo debe llegarse a ese punto. Creo que debemos pensar con cuidado al respecto, y eso es parte de la discusión que va a tener lugar en la Convención”.

Se esperan numerosas resoluciones de la Convención General sobre temas relacionados con Israel y Palestina para el tiempo en que se inicie la reunión el 5 de julio en Austin, Texas. Hasta ahora se han presentado por lo menos tres, entre ellas una propuesta por la Diócesis de California que reintroduce una presión en pro de la desinversión de “esas compañías que lucran de la ocupación de Israel de tierras palestinas o cuyos productos o acciones apoyan la infraestructura de la ocupación”.

El compromiso empresarial no será el único tema relacionado con Tierra Santa. Dos resoluciones adicionales piden mayor atención al sufrimiento de los niños palestinos, incluidos los que son juzgados en tribunales militares israelíes.

El conflicto israelí-palestino debe finalmente generar una mayor diversidad de resoluciones en esta Convención General, dijo Sarah Lawton, que preside el comité de Justicia Social y Política Internacional de la Cámara de Diputados. Esa variedad está relacionada con el número de importantes sucesos en la región en los últimos años, desde la ruptura del proceso de paz a la indignación mundial por la decisión del gobierno de Trump de mudar la embajada de EE.UU. de Tel Aviv a Jerusalén.

En el pasado, la Convención General ha debatido en ocasiones una sola resolución más amplia que aborda en su conjunto múltiples aspectos del conflicto, lo cual dificulta el avance de medidas individuales, pero Lawton dijo que esta vez debe ser diferente. “No se trata de llevar adelante una sola resolución grande, sino de varias de ellas”, explicó Lawton, que también fue miembro del Equipo de Trabajo sobre Israel y Palestina.

El obispo Barry Beisner, otro miembro del equipo de trabajo, ha presentado una resolución en la que busca reafirmar la posición de la Iglesia en apoyo de Jerusalén como una ciudad abierta, donde cristianos, musulmanes y judíos tengan libre acceso a los lugares sagrados. Él no espera que esa resolución genere mucha controversia, pero “hay un amplio espectro de opinión sobre cualquier número de temas relacionados”.

Beisner enfatizó el valor de la lista de materiales reunidos por el equipo de trabajo, para ayudar a la Convención General a prepararse para esas discusiones. Y los obispos no están renunciando a su voz al convenir en que las deliberaciones comiencen en la Cámara de Diputados, expresó él.

“Ayudará a acelerar la consideración de estas resoluciones el tenerlas inicialmente bajo esa única tienda”, dijo Beisner, que es miembro del Comité de Justicia Social y Política Internacional.

Con tantos asuntos en juego, Lawton cree que las personas de todos los bandos en este debate tienen interés en evitar los errores de procedimiento que puedan conducir a la inacción.

“Hemos tenido un momento difícil con esta conversación [acerca de Israel y Palestina]. Una de las maneras en que resultó difícil se materializó en el proceso”, dijo ella. “Estos son asuntos importantes, y debemos ser capaces de hablar de ellos y no sentir temor de decir algo”.

– David Paulsen es redactor y reportero de Episcopal News Service. Pueden dirigirse a él en dpaulsen@episcopalchurch.org. Traducción de Vicente Echerri.

This post appeared here first: La Convención General adopta un Nuevo enfoque sobre los temas de Israel y Palestina que provocan un amplio debate

[Episcopal News Service – General Convention 2018]

Pin It on Pinterest